27 mar. 2010

Una de emprendedores, el fenómeno Room Mate Hotels

image

Hace unos dias la página del ddi, publicaba una entrevista que le habían realizado a Enrique Sarasola, presidente de Room Mate Hotels.

El fenómeno de Room Mate Hotels es todo un caso de éxito. Detectaron un nicho de mercado, y apostaron por él. Colocaron su primer hotel en Madrid en el 2005, y seis meses después la prestigiosa revista americana de viajes Travel + Leisura los nombró como uno de los cinco mejores hoteles de Madrid. Han apostado por la reinversión de los beneficios, y el crecimiento ha sido vertiginoso. Un hotel en 2005, cinco en 2006, nueve en 2007, quince en 2008 y dieciocho en 2009.

Cada vez leo más acerca de los casos de éxito y sobre los emprendedores. Es impresionante ver como la apuesta por nuevas oportunidades de negocio, y una buena gestión (del diseño) puede llevar al éxito de una idea.

Aquí la entrevista realizada por Marcelo Leslabay para el ddi:

Todo empezó cuando se reunieron tres amigos a tomar un café y comentaron que no había en Madrid ningún hotel que se ajustase a sus necesidades ni a la de sus amigos.

Así empezaron a preguntarse dónde les gustaría alojarse si viajaran a una ciudad…

Llegaron a la conclusión de que debía de estar en pleno centro, con un buen diseño y un precio ajustado, que no estuviera saturado de servicios que nunca se usan y con un trato natural. Porque lo único que se necesita para conocer una ciudad es un buen desayuno.

Así abrieron su primer hotel Room Mate en el centro de Madrid y sorprendidos por la entusiasta acogida que tuvieron por los clientes y por los medios de comunicación decidieron crear una cadena de hoteles.

El alma mater de Room Mate Hotels se llama Enrique Sarasola, actual presidente de una cadena internacional con diecinueve hoteles y en plena expansión, ya conocido por ser el jinete que más glorias olímpicas ha dado a la hípica española y por ser cuatro veces Campeón de España. Lo hemos entrevistado junto a Mauricio Adalid, director de Comunicación y Branding, en sus oficinas de Madrid, donde también funciona su último proyecto Perfect Business Room, para que nos den las claves de sus exitosos proyectos.

Marcelo Leslabay: ¿Cuáles fueron los motivos que lo llevaron a empezar en el negocio hotelero?

Enrique Sarasola: Empecé en este sector porque no encontraba un hotel en el que me gustara quedarme de verdad, un hotel bueno, bonito, céntrico y a buen precio. Cuando comencé con este negocio, hace ocho años, los hoteleros de España estaban atravesando una crisis importante y todo el mundo me decía: “¿Qué vas a hacer, si ya está todo inventado y aparte, tú no tienes ni idea?”. Pensaban que era un bicho raro, otra persona que tenía el capricho de hacer una cadena de hoteles distinta. Pero yo tenía claro que no encontraba lo que quería, y así es como lo hice, sin ninguna pretensión y fue un éxito desde el primer momento que abrimos la puerta. No hicimos nada de publicidad, enseñábamos el hotel y el boca a boca hizo el resto. La misma gente del barrio nos ayudó muchísimo, aquellas calles que por las noches eran conflictivas por la droga y la prostitución se fueron limpiando solas. Al poco tiempo en nuestra zona empezaron a abrir restaurantes y hoteles, fue el mismo barrio el que nos promocionaba. A los seis meses la prestigiosa revista americana de viajesTravel + Leisure nos nombró uno de los cinco mejores hoteles de Madrid, cuando éramos un hotelito de sólo dos estrellas y de treinta habitaciones que competíamos con hoteles como el Villa Magna o el Wellington... eso fue impresionante! y ahí nos paramos a pensar qué es lo que habíamos hecho bien.

¿Y qué es lo que hicieron bien?
E.S.
Básicamente fue crear un hotel en el que como usuario me alojaría si lo encontrase en más sitios en el mundo. Porque hasta ese momento, si te querías quedar en un hotel céntrico y bueno, tenías que pagar una fortuna y, si querías pagar poco dinero, te ofrecían una pensión de mala muerte. No había nada intermedio de buena calidad.

¿Antes de empezar barajaron otras opciones?
E.S. Sí, recuerdo que cuando decidimos con Carlos Marrero y Gorka Atorrasagasti, hacer un negocio juntos, pensamos qué cosas había en el mundo que nos hubieran impresionado últimamente y encontramos tres: uno era el restaurante Prèt a manger en Londres; otro eran los Wok Café, de comida fast food asiática, también en Londres, y luego había un tipo de hotel que era como el Hudson de Nueva York, del que me gustaba mucho su concepto.

En ese momento me di cuenta de lo que estaba pasando en el mundo, y era que empezaban a despuntar las grandes marcas como Gucci con Tom Ford, Prada... y por otro lado comenzaba el éxito de Zara, H&M, Mango... y pensé, ¿por qué sucede esto en la moda, en las líneas áreas, en tantos sectores distintos excepto en los hoteles...? entonces propuse hacer un low cost de hoteles –aunque no me gusta ni la palabra ni el concepto–, y prefiero definirlo más como lujo asequible. Así fue como empezó la idea y decidimos hacer lo mismo en hoteles, empezamos con un hotelito y a los seis meses nos dimos cuenta de que habíamos acertado con el producto y entonces ya nos tiramos de cabeza.

Así contado parece fácil, pero usted venía con una buena formación y con visión para detectar oportunidades...
E.S. En los negocios sí, desde pequeño empecé a trabajar con mi padre y lo que más me gustaba era que me hablara de negocios. Desde los dieciseis años, mientras estudiaba, ya lo acompañaba a las presentaciones porque me encantaba oirlo. Pero en el sector de la hostelería no tenía experiencia.

¿Es decir, que ha habido negocios buenos y malos?
E.S.
Por supuesto, siempre ha habido negocio buenos y malos, pienso que uno tiene que hacer muchos negocios malos para poder hacer uno bueno. Hay una frase americana que me gusta mucho, pero que en España no la tenemos –porque aquí a la gente no le gusta contar sus fracasos– y es que en los curriculums vitae de EE.UU. se pone con orgullo, me he arruinado dos veces y a la tercera lo he conseguido, eso demuestra mucho tesón y perseverancia.

Usted no tenía experiencia en el negocio de la hostelería, pero sí como usuario...
E.S. Sí, en ese aspecto por mi trabajo venía de ser un gran usuario, pienso que hoy en día en los negocios uno tiene que ponerse en la piel del cliente. Los empresarios de la hostelería van siguiendo la corriente... vamos a poner esto porque si todos lo hacen... En ese sentido siempre he ido a contracorriente y me he replanteado los servicios que ofrecemos. Por ejemplo, si voy a un hotel y me obligan a desayunar antes de las 9:30, porque después cierran el restaurante, me entra un mal humor... por qué si estoy de vacaciones y me acuesto a las 3:00 de la mañana me obligan a levantarme para desayunar... Por eso en todos nuestros hoteles el desayuno se sirve hasta las 12:00, el wi-fi es gratis... es decir son pequeños detalles que he ido incorporado por mi experiencia como usuario.

¿Una de las claves del éxito de Room Mate ha sido ponerse en el lugar del cliente?
E.S.
Siempre le digo al equipo de Room Mate que nos pongamos en la piel del cliente, es muy importante saber qué es lo que piensa y cómo se siente. Además, en nuestra empresa hay un lema: El “no” no existe. Así contado parece muy fácil pero no lo es, porque es un concepto que encierra toda una filosofía de vida. Si nos dicen que “no” a la primera hay que insistir, cómo que “no”, hay que buscarle la vuelta hasta conseguirlo, porque al final se consiguen los objetivos, nunca hay que quedarse con ese primer “no”. Como conclusión puedo decir que para mi el “no” como respuesta no existe, reconozco que puedo llegar a ser muy pesado, pero así es como consigo mis objetivos.

Y hablando de objetivos, ¿se imaginaba llegar a tener una cadena de hoteles como Room Mate en tan poco tiempo?
E.S.
Sí, perfectamente, en todo momento tengo muy claro a dónde quiero llegar con mi empresa y en mi vida personal. Es una cosa que he adquirido desde pequeño. Si me preguntaran ahora dónde quiero estar dentro de cinco años, puedo decir todas las ciudades con todos los detalles de cada hotel, y ahí voy a llegar. Trabajo con metas, me acostumbré con los caballos a trabajar con objetivos a cuatro años vista, entre olimpíada y olimpíada. Como jinete hay que programar de atrás para adelante, hay que empezar a preparar el caballo con seis años de antelación. Sin lugar a dudas con el deporte se desarrolla una mentalidad muy analítica.

¿Esa tenacidad para conseguir los objetivos empresariales se ha forjado en el deporte?
E.S. Así es, básicamente en el deporte y en la educación que me dieron mis padres. Mi madre, colombiana, es quien me inculcó que el “no” no existe; muy tenaz y, también, mi padre, vasco de San Sebastián. Después con el deporte, si lo aprendes bien y de pequeño, te marca para toda la vida. Sobre todo con los caballos, eres rey por un día, porque al día siguiente empiezas de cero otra vez. Hoy puedes ganar la competición más importante pero mañana hay otra con los mismos jinetes y vuelves a empezar, es un deporte que te enseña mucha humildad, hoy arriba y mañana abajo... y siempre hay que seguir luchando. El deporte es buenísimo para cualquier niño.

Volviendo a su primer hotel, era pequeño pero se diferenciaba por un diseño muy atractivo y funcional en todas sus instalaciones...
E.S.
Desde un principio sabía lo que quería y era un hotelito, bueno, barato y con diseño, que me gustara. Para conseguirlo busqué a un diseñador muy bueno y le dije: ”Mira, voy a vender las habitaciones a 15.000 pesetas –unos 90 euros actuales–, necesito que gastes el menor dinero posible pero quiero que diseñes la habitación más bonita posible”. Con ese briefing nos proyectó un hotel con soluciones muy atractivas para ese momento, por ejemplo, para los suelos utilizamos linoleum –que en España ni siquiera se conocía– en blanco y negro como un damero y quedó precioso, las puertas las pintamos con números enormes... Con estos detalles se convirtió en el hotel más moderno de Madrid... la gente se quedó impresionada por el diseño.

¿Y dónde nació ese interés por el Diseño?
E.S.
A mí siempre me había interesado el Diseño, soy un admirador de Philippe Starck, desde los 80, cuando Starck empezó a ser reconocido por sus primeros hoteles en Nueva York: el Royalton y el Paramount. Como siempre iba al Royalton viví en directo el gran boom del diseño de ese momento, la transformación de hoteles, tiendas, cafés y restaurantes. Sabía que para mi proyecto una de las claves sería un buen diseño. Nos replanteamos el concepto de por qué tiene que ser caro, si tú no vas al hotel de una ciudad para quedarte en la habitación viendo la televisión. Estudiamos qué es lo básico que necesita una persona en un hotel y vimos que sólo necesita una buena ducha, un buen desayuno y una buena cama. Y además, si le ofreces una buena ubicación con una decoración atractiva y un buen precio, consigues la fórmula ganadora.

Esa fue nuestra fórmula, nos dirigimos a un cliente que no va a estar en el hotel más de seis o siete horas y del que ya conocíamos todo lo que necesitaba. Además, sabíamos que teníamos que atraer al cliente desde el primer momento, que le entrara por los ojos, desde el lobby hasta las habitaciones, todo tiene que ser espectacular, y eso sólo se consigue con un buen diseño.

¿Desde el primer momento contaron con diseñadores para su proyecto?
E.S.
Sí, desde el primer hotel que hicimos contactamos con diseñadores, en estos años trabajamos con Tomás Alía y con Pascua Ortega, desde el inicio sabíamos que queríamos trabajar con diferentes diseñadores. Luego nos dimos cuenta que cada diseñador tenía muchas cosas que contar y podíamos repetir con varios de ellos. También contamos con gente muy joven, como Lorenzo del Castillo, que prácticamente empezó con nosotros en el diseño de hoteles y ya  nos ha diseñado cinco. Es muy divertido, si un hotel es más clásico elegimos un diseñador más clásico si un hotel es más moderno escogemos uno más moderno. Siempre guío a todos los diseñadores y también les presento un buen briefing.

Es decir, que detrás del carácter de cada hotel existe una estrategia que lo define...
E.S.
Nosotros pensamos que la mejor forma de viajar es visitar a un amigo y nosotros somos ese amigo que te cuida en la ciudad, por eso cada uno de nuestros hoteles tiene el nombre de un amigo. Por ejemplo, Alicia es profesora de baile moderno, es original, culta e inquieta, vive en la Plaza Santa Ana de Madrid y tiene una personalidad muy definida. Esta personalidad se la creamos basándonos en dos razones: por dónde está ubicado el hotel y por cómo es el edificio, entonces una vez que tenemos esa personalidad definida se lo damos al diseñador y le decimos: diséñame a Alicia. Oscar, por ejemplo, es cosmopolita, noctámbulo, extrovertido y vive al borde la Gran Vía madrileña. Este hotel se lo propuse a Tomás Alía y ha sido nuestro buque insignia, el que nos ha puesto de verdad en el mapa internacional, porque en el mapa nacional ya estábamos bien posicionados.

¿Qué aceptación tienen por parte de los visitantes extranjeros?
E.S.
Muy alta, por ejemplo, de los clientes que van al Oscar el 70% son extranjeros y como promedio nuestra cadena tiene un 60% de clientela extranjera. Somos los que más vendemos por internet, directo e indirecto, estamos en un 28% directo, que es una cifra muy alta, considerando que las grandes cadenas se mueven entre el 12 y 14%. Lo hemos promocionado con la prensa y hemos salido mucho en revistas de livestyle.

Nuestro marketing está enfocado a un público joven no tradicional, pero sobre todo nos ayudan las páginas de booking.com y de Trip Advisor, donde los propios usuarios son quienes nos puntúan y poco a poco hemos conseguido crearnos un nombre en la web.

Nosotros no tenemos presupuesto para publicidad, preferimos invertir ese dinero en tener mejores instalaciones. Hoy en día la publicidad ha perdido la fuerza tradicional que tenía, es mejor que sea el propio cliente el que hable de nosotros al final del día.

Respecto a la ocupación, ¿cómo han notado los efectos de la crisis?
E.S.
Ahora en la cadena estamos casi al 75% de ocupación. La crisis nos afecta de forma distinta según las ciudades. Hay unas en las que nos está yendo fenomenal y otras en las que nos va regular, en las que no han hecho una buena campaña ni una buena asociación los hoteleros, como pueden ser Málaga o Granada en las que se están tirando los precios, Madrid está aguantando bien, Barcelona muy bien, Nueva York fenomenal, en general nosotros estamos muy contentos como cadena.

¿Qué cantidad de hoteles forman la cadena Room Mate?
E.S.
Al día de hoy tenemos diecinueve hoteles, sin contar que ya hemos firmado nuestro segundo hotel en Barcelona en la Plaza Cataluña, al lado de El Corte Inglés, y que además, dentro de un mes abriremos Carlos en Buenos Aires y Valentina en México DF, donde ya preparamos el segundo, porque estamos a punto de cerrar el acuerdo para un edificio ubicado en Colonia Roma del DF. También estamos mirando para instalar el segundo y el tercero en Nueva York, otro más en Miami, uno en Bogotá, otro en San Francisco, Berlín, Kiev... en tantos lados, estamos en un momento de plena expansión.

¿El modelo de Room Mate es el mismo aunque cambie el país?
E.S.
Cada país tiene su idiosincrasia, cambia un poquito, porque hay ciudades donde no hacen falta determinados servicios. Por ejemplo, en España no tenemos room service pero en México sí, porque el cliente mejicano nos lo pide, en Nueva York tiene que haber maletero porque siempre viajan con muchas maletas.

En cada ciudad nos vamos acoplando a las necesidades, pero el modelo básico de negocio es igual: diseño, bien situado, buen precio, buena cama, ducha y desayuno, pero luego hay pluses.

¿Cuál es el punto de inflexión de este negocio?
E.S.
Ahora tenemos alrededor de 1200 habitaciones, pero nosotros todavía estamos en números rojos, este año hemos bajado costes y optimizado el servicio. Hasta ahora la empresa no ha dado beneficios ha sido todo reinversión y, si todo va bien, en dos meses estamos en EDBITA cero. El crecimiento que hemos tenido ha sido impresionante, en 2005 teníamos un hotel, en 2006 cinco, en 2007 nueve, en 2008 quince y en el 2009 dieciocho, prácticamente hemos multiplicado el número de habitaciones cada año. Teníamos dos opciones de crecer, una con mucha tranquilidad y dando beneficios desde el segundo año, pero ahora tendríamos nueve hoteles y no seríamos una cadena.

Supimos que habíamos acertado con nuestro modelo cuando dicen “Hotel tipo Room Mate”, hemos creado una marca blanca, eso sólo lo podíamos conseguir con un crecimiento fuerte, y por eso ya nos han intentado comprar tres veces... Sabíamos que el que pega primero pega dos veces, ahora todos quieren hacer hoteles urbanos de tres o cuatro estrellas, que es lo que nosotros venimos haciendo desde hace diez años.

¿Otro pilar importante es la innovación?
E.S.
La innovación tiene que estar presente en todos los aspectos del negocio, como por ejemplo, buscar que las habitaciones sean ecoeficientes y consuman la menor cantidad de energía posible, por ahí van las líneas de investigación, el tema verde es fundamental. En EE.UU. está en pleno debate y quieren saber qué estamos haciendo para que los hoteles que instalemos allí sean ecofriendly.

En otros ámbitos estamos desarrollando, nuevas formas de atender al cliente, nuevas aplicaciones para el móvil, que te guían por la ciudad y te avisan de las actividades cuando pasamos cerca. O el nuevo hotel de Barcelona, que diseña Teresa Sapei, en el que incorporamos un sistema que tiene todas las emisoras de radio del mundo y las puedes sintonizar con tu iPod para escuchar la música que quieras.

Nos comentaba antes que veía su futuro empresarial con total claridad, nos lo puede adelantar...
E.S.
Dentro de cuatro años la expansión de Room Mate será en todas las grandes capitales europeas: Londres, París, Amsterdam, Berlín, Roma, Milano, Lisboa, además de Kiev y Moscú. En las seis grandes ciudades de EE.UU. y en las de México y Brasil. Intentaremos enfocar más hacia lo verde y la ecoeficiencia, con hoteles un poco más grandes con una media entre 80 y 120 habitaciones.

¿Qué le diría a un joven empresario que va a empezar un nuevo negocio?
E.S.
Que los emprendedores son los que van a sacar este país de la crisis y que nos tenemos que quitar esa mentalidad de funcionarios. En lo personal vivo para mis hoteles, son más que un negocio, es una maravilla montar algo desde cero. Como este nuevo proyecto de Perfect Room Business, que nació porque no encontraba oficinas de trabajo temporal para alquilar por horas o por días con el mismo concepto que los hoteles.

Así montamos este negocio que ya está al 120% de ocupación. Siempre se abren nuevas oportunidades, recuerdo que al poco tiempo de empezar con Room Mate me visitaron unos chicos holandeses que vieron nuestro modelo y desarrollaron uno nuevo: el Citizen M en el aeropuerto de Schiphol de Amsterdam, son hoteles cabina, más baratos que los nuestros, sin servicios, son el siguiente paso a Room Mate y están fantásticos.

Y, ¿un mensaje para los diseñadores?
E.S.
Que viajen mucho, porque se aprende viajando y que tengan la valentía para sorprender!

Entrevista realizada por Marcelo Leslabay a Enrique Sarasola, presidente de Room Mate Hotels, en sus oficinas de Madrid, el 1 de marzo de 2010 para la Sociedad Estatal ddi.

 

Sobre ddi

El ddi, Sociedad Estatal para el Desarrollo del Diseño y la Innovación, es la entidad del Ministerio de Ciencia e Innovación encargada de definir y aplicar sus políticas de innovación y diseño.

Su misión es poner en marcha políticas públicas de promoción y difusión del diseño y la innovación, considerando ambos factores estratégicos para la competitividad de las empresas españolas.

ddi se basa en una apuesta por un concepto global y avanzado de la innovación, vinculado al pensamiento estratégico y a una nueva cultura empresarial.

La innovación como fuente de ventaja competitiva de las empresas y como proceso sistemático para crear y mejorar productos y servicios diferenciados y adaptados al mercado.

La gestión de la innovación como motor de cambio de los modelos de negocio, de los procesos y de la estructura organizativa de las empresas.

Via: www.ddi.es, imagen de www.expansion.com

Leer más...

22 mar. 2010

El distrito 22@Barcelona se consolida como laboratorio urbano con la implantación de 12 puntos de alumbrado exterior público.

clip_image002

Uno de los objetivos de la sociedad municipal 22@Barcelona es consolidar el papel de Barcelona como ciudad innovadora. En este marco, una línea de acción concreta es potenciar la utilización de la ciudad como laboratorio urbano, con el proyecto 22@Urban Lab, que erige el distrito 22@Barcelona como espacio de prueba de soluciones innovadoras para empresas que deseen implantar tests en cualquier ámbito: urbanismo, educación, movilidad, etc.

Se trata de un proyecto creado en el 2008, con el que se pretende facilitar a las empresas que estén desarrollando proyectos innovadores y que se encuentren en fases de pre-comercialización la posibilidad de testearlos en el distrito mediante pruebas piloto.

El 22@Barcelona se afianza como un territorio donde se hacen pruebas piloto de tecnologías que después se exportarán al resto de la ciudad y por toda Cataluña. Un nuevo sistema de alumbrado público es el primer ejemplo.

22@Urban Lab (laboratorio urbano), así es como se ha llamado al proyecto que engloba esta prueba piloto que ya se lleva a cabo en el Pasaje Mas de Roda del distrito 22@Barcelona.

Consiste en un sistema de alumbrado público que además de consumir menos gracias a los leds, lámparas más eficientes energéticamente, y de iluminar más o menos según la intensidad de la luz natural o la presencia o no de personas, serán capaces de ofrecer información de la temperatura ambiental, la contaminación en la zona, el volumen de ruido o de humedad en el ambiente y la vibración, a través de sensores. Además, incorporarán wi-fi para dar servicio a los vecinos, entre otros.

Este innovador sistema de alumbrado público está controlado por una torre de control que está ubicada en la misma calle y que cuenta con una pantalla con la información que proporcionan las farolas, conectadas entre sí mediante la tecnología inalámbrica y que transmiten la información que les proporcionan sus sensores, al momento, a la torre de control. A la vez, esta torre de control gestiona puntos de recarga de vehículos eléctricos.

Más adelante, la torre de control estará conectada con múltiples elementos del mobiliario urbano (contenedores, paradas de autobús…) y podría gestionar y ofrecer información sobre las plazas de aparcamiento libres en la zona azul, sobre la capacidad de los contenedores, de los sistemas de riego, de los puntos de bicing o de las paradas de autobús.
La torre de control está conectada mediante Internet a un centro de control de datos.

 

Sobre el 22@Barcelona

El proyecto 22@Barcelona transforma doscientas hectáreas de suelo industrial de Poblenou en un distrito innovador que ofrece espacios modernos para la  concentración estratégica de actividades intensivas en conocimiento. Esta iniciativa es a su vez un proyecto de renovación urbana y un nuevo modelo de ciudad que quiere dar respuesta a los retos de la sociedad del conocimiento. 


Es el proyecto de transformación urbanística más importante de la ciudad de Barcelona en los últimos años y uno de los más ambiciosos de Europa de estas características, con un potencial inmobiliario alto y una inversión pública del  plan de infraestructuras de 180 millones de euros.

Leer más...

15 mar. 2010

Considered design, Nike

Comenzó con un compromiso. Hacer los mejores productos, para los mejores atletas. Y Nike ha evolucionado hasta diseñar un producto, para un mundo mejor.

Cuando empezaba el año, escribíamos sobre las tendencias del mercado. Uno de ellas, trataba de la consciencia social de las empresas. Pues bien, aquí está el resultado que nos muestra Nike, una iniciativa reconocida por el WWF (World Wide Fund) por su liderazgo en lo que respecta al cambio climático.

Se trata de lo que ellos llaman “considered design”. El compromiso de la marca para diseñar sin poner en riesgo el rendimiento ni el planeta. Su objetivo es conseguir un circuito cerrado, en donde nada se desperdicia y todo se utiliza.

Pretenden que ha fecha de 2011, todos los nuevos modelos que salgan de sus oficinas cumpla con los estándares de esta nueva consciencia. El siguiente paso será ampliar esta filosofía a todos los productos de indumentaria en 2015, y extenderlo al resto en 2020.

Es el futuro de la compañía.

Su filosofía

Para implementar esta nueva filosofía, Nike ha creado el índice consciente que mide la huella ambiental en todos los procesos, desde la concepción del producto, hasta la producción final. En consecuencia, identifican las áreas donde más se puede mejorar: materiales, desechos, uso de solventes e innovación.

Durante el proceso de creación, el índice les aporta información sobre el impacto ambiental estimado, lo que les ayuda a tomar decisiones sustentadas en como reducir el impacto ambiental y aumentar el rendimiento.

Algunos ejemplos

image

Las Pegasus 25 se fabricaron para lograr la máxima eficiencia. La suela utiliza caucho ecológico y material reciclado de Nike Grind. También está formada por gran cantidad de materiales ecológicos en el empeine, y en conjunto, pesa 40g menos que la versión anterior. Menos peso, menos desechos.

image

Las Zvezdochka, diseñadas en el 2005 por Marc Newson y Mark Parker representaron una de las primeras zapatillas realmente modulares, permitiendo que se intercambiaran las piezas para obtener mayores posibilidades con la mínima cantidad de materiales. La suela de caucho y el diseño exterior se unen sin el uso de cosido ni adhesivos, reduciendo los materiales y los componentes tóxicos y maximizando la capacidad de reciclado al final de la vida útil.

image 

El conjunto Nike Swift es una gama completa de indumentaria para carrera, campo y remo creada para los atletas de las olimpiadas de Pekin 2008. El producto representa el apogeo del rendimiento, ya que se trata de la más rápida indumentaria que la marca haya fabricado y utiliza el 100% de poliéster reciclado.

Via: Nike Considered Design

Leer más...

11 mar. 2010

Santa & Cole relanza el banco NeoRomántico de Milá. Esta vez, sostenible.

image

Se cumplen 15 años desde que Miguel Milá diseñara el banco NeoRomántico. Su banco esta hoy en día en la mayoría de las ciudades europeas, y se ha convertido en todo un clásico que forma parte del imaginario colectivo.

Santa & Cole presenta una revisión de este icono del espacio público europeo: un banco NeoRomántico fabricado en su totalidad con PVC mezclado en un 50% con fibras vegetales, un material reciclado y fácilmente reciclable. El banco NeoRomántico Sostenible (CREA! MATER Primer Premio 2009) está compuesto por una estructura con brazo de inyección de polipropileno reciclado con un 30% de fibra de vidrio larga que le aporta una gran resistencia, y por unos listones de extrusión de PVC mezclado en un 50% con fibras vegetales recicladas. La incorporación de los polímeros en la fabricación de bancos urbanos ofrece, entre otras, las siguientes ventajas: gran resistencia a la lluvia y al sol, no necesita mantenimiento y además permite colorear todo el elemento en masa y personalizarlo en función del emplazamiento. Las mejoras en los procesos de fabricación y reciclaje de los plásticos en estos últimos años han hecho posible poder reutilizar una gran cantidad de material de desecho, que hasta hace poco tiempo era un problema.

El cambio fundamental radica pues en los materiales utilizados. Con ello, también ha variado ligeramente la estructura y la longitud del banco mediano, lo que se traduce en una sutil renovación estética sin por ello cambiar el perfil ergonómico que tanta aceptación y adeptos ha cosechado.

Los orígenes de banco

Hace quince años, Miguel Milá diseñaba el banco NeoRomántico de pata Clásica, nacido como alternativa al  banco de listones de madera pintada y estructura de fundición de hierro. Por primera vez, se utilizaba la fundición de aluminio en lugar del hierro (siendo éste un material más ligero y resistente a la corrosión, reciclable y reciclado) y madera tropical de alta dureza que no necesitaba ni tratamientos ni mantenimiento especial.

Cinco años más tarde, y por las necesidades del mercado, se añadió un brazo a la estructura. Los municipios demandaban elementos más adaptables a sus usuarios, con una altura de asiento de 45 cm y provisto de brazos para facilitar su uso a las personas mayores. Dicha demanda se tradujo en el diseño de la pata Liviana que, como su nombre indica, es mucho más ligera pero con la misma resistencia.

En 2002, se incorporaron listones de extrusión de aluminio anodizado, un nuevo concepto de asiento con un material muy resistente que, inalterable a las condiciones meteorológicas extremas, se mantiene a temperatura ambiente por la alta conductividad del aluminio. La posibilidad de vender los bancos desmontados supone un importante ahorro en embalaje y volumen a la hora de transportarlos y responde a una crucial apuesta de futuro sostenible.

Finalmente, en el 2006, se decide realizar la estructura Liviana de inyección de aluminio, lo que conlleva utilizar una menor cantidad de aluminio y la reducción del tiempo de fabricación. A ello se le sumó un nuevo acabado en la estructura pintada con un recubrimiento plástico RILSAN, de gran resistencia y durabilidad, que permite proteger y colorear las patas de los bancos en un único proceso.

image imageimage

Sobre Miguel Milá

 

Miguel Milá ha desempeñado un papel fundamental en la historia del diseño catalán moderno. Su trabajo se ha basado en poner al día la tradición: varias de sus piezas han superado las circunstancias en que se produjeron y mantienen hoy día su validez.

Sobre Santa & Cole

Santa & Cole es una empresa editora de diseño. Su función es editorial, es decir seleccionar aquellos objetos en los que se reconoce y gestionar los medios más adecuados para que la idea de un diseñador o un antiguo diseño se haga realidad y se ofrezca al mercado.

Nació hace 23 años con la intención de poner atención a los objetos cotidianos para buscar una mejor experiencia de uso, y que por tanto obliga a una reflexión sobre la cultura material. A día de hoy tanto sus productos como la empresa gozan de gran reconocimiento y premios. En el año 1999, fue galardonada con el Premio Nacional de Diseño, concedido por el ministerio de industria y el BCD, en reconocimiento una trayectoria relevante en diseño.

Trabaja los elementos de mobiliario e iluminación domésticos y urbanos, elementos vegetales y libros . Una dispersión sólo aparente que confluye en una misma preocupación: no acumular sino seleccionar, no gozar por la cantidad sino por la calidad.

Exporta a más de 30 países, siendo sus principales mercados Europa y América.

       

Via: Santa & Cole, Parc de Belloch e Icex (Instituto de Comercio Exterior).

Leer más...

9 mar. 2010

Lou Doillon para Vanessa Bruno


Salió en Septiembre este pequeño poema de cuatro minutos de vídeo para presentar la nueva colección de Primavera de vanessabruno del 2010.

Con "Le bel été", realizado por Stephanie Di Giusto, protagonizado por Lou Doillon y con Gonzales al piano, Vanessa Bruno consigue conquistar incluso antes de fijarnos en la colección, con esta pequeña pero valiosa pieza, reflejando toda la calidez y melancolía que desprenden sus creaciones.





Toda su imagen de marca mantiene mucha coherencia y la dirección de arte de esta pieza lo demuestra, jugando con la luz natural, el aire, la tierra, los elementos naturales...
Doillon expresa perfectamente lo que Bruno desea transmitir con sus colecciones, por eso ya han colaborado juntas en varias ocasiones.

Si os ha gustado el vídeo, su realizadora, Stephanie Di Giusto, tiene varios trabajos muy interesantes, como los vídeos para Camille o Jarvis Cocker, que podéis ver en su web.
Leer más...

4 mar. 2010

Camper. De donde viene, y a donde va.

image

En 2008 facturó 180 millones de euros, un 5.8% más que en 2007. Está presenente en 70 países con 75 tiendas propias, 30 de las cuales están bajo el paraguas Together. Durante 2009 ha abierto 6 nuevos establecimientos en propiedad. Además tiene 72 franquicias, y está presente en 3900 tiendas multimarca. Destina el 3.4% de las ventas a I+D y ha iniciado una tímida diversificación de negocio: cuenta con 2 hoteles y 2 restaurantes (en Madrid y Barcelona) y una linea de bolsos (Camper for hands).

 

Hoy en día todos conocemos Camper. Nos gusta Camper. Este año es el décimo aniversario de la Wavi, el primer calzado 100% reciclable.Hace unos días visitaba su pagina para descubrir un poco más de Wavi, y al final acabé descubriendo un poco más de Camper. Tiene gracia. Desde su web, Camper hacen reflexión de sus huellas y nos invitan a descubrir sus orígenes. Camper es una historia de éxito y merece la pena pararse para ver su evolución. ¿De donde viene camper? ¿quien se esconde detrás de la marca? ¿y lo que más me intriga, hacia donde irá Camper? Bueno, intentaré responder a todas estas preguntas.

Los orígenes de Camper

image

Sorprende ver los orígenes de Camper. Se trata de una empresa familiar, afincada en Inca, una población mallorquina de 30.000 habitantes.

Camper nació en 1975, pero para entender su historia es necesario remontarse al 1877. En este año, Antonio Fluxá, un experto zapatero viajó a Inglaterra para conocer nuevos métodos de fabricación industrial. A su regreso, reunió a los mejores artesanos de cuero de Inca para mostrarle las primeras máquinas empleadas para fabricar zapatos.

La pasión por el calzado la heredó su hijo, Lorenzo Fluxá. El continuó con la tradición cuidando la calidad e innovando en los procesos de fabricación industrial.

Y la historia se volvió a repetir de generación en generación. Y con esto nos situamos en la década de 1970. Los cambios históricos y sociológicos de la época reflejaban una nueva actitud ante la vida: aparecieron nuevos estilos, nuevos conceptos y un nuevo espíritu de aventura.

Nacía así Camper (“campesino en catalán), en el 1975, impulsada por Lorenzo, nieto de Antonio. Pretendía crear una marca que reflejase un nuevo estilo de vida, una nueva forma de pensar, basada en la libertad la comodidad y la creatividad.

image

En el 1981 se inauguraba la primera tienda Camper en Barcelona. Un nuevo concepto que revolucionó el mundo de las tiendas de zapatos, con atrevidos elementos gráficos y una funcional exposición por tallas sin precedentes.

El 1992, marcó el comienzo de su expansión internacional. Las olimpiadas de Barcelona trajeron consigo un cambio radical de la percepción que se tenia de España y de los productos españoles en el resto del mundo. Camper aprovechó esta nueva tendencia para aventurarse a la internacionalización, con la apertura de filiales en las principales capitales europeas de la moda. Y en la actualidad, Camper es la empresa más antigua del sector en España, y ha conseguido mantener un crecimiento ininterrumpido durante cuatro generaciones. 

 

La imagen Camper

En el 1998, Camper fué galardonada con el Premio Nacional de Diseño, que otorga anualmente el Ministerio de Industria, y la fundación BCD, Barcelona Centre de Disseny. Este premio constituye el máximo galardón que se puede otorgar a empresas y profesionales en reconocimiento a su destacada aportación al mundo del diseño.

A lo largo de los años, Camper ha cuidado con esmero la representación gráfica de los conceptos. Siempre con un espíritu muy abierto, que le ha permitido contar con la colaboración de más de 40 diseñadores.

image image image image image

La identidad Camper es el Mediterráneo. La encrucijada de culturas que se refleja tanto en sus contradicciones como en sus virtudes: modernidad y tradición, creatividad y austeridad, respeto, discreción y sencillez.

Las tiendas Camper

Con el inició de la internacionalización en los 90, Camper necesitaba plantearse una nueva estrategia. En el caso de muchas otras marcas, las tiendas eran exactamente iguales con independencia del país donde se encontraran. El resultado era poco inspirador. Dado que en Camper los conceptos de identidad y diversidad van de la mano, se optó por que cada una de las tiendas debía de ser distinta.

Numerosos diseñadores, arquitectos y artistas han participado en el proyecto Camper. Carlos Ronaldo, Javier Mariscal, Neville Brody, Óscar Mariné o Jordi Nogués, entre otros, han contribuido a lograr que estos espacios fuesen siempre distintos, siempre especiales.

image

El concepto Walk in Progress

El concepto Walk in progress nacío de la mano del diseñador catalán Martí Guixé. El problema con el que se encontraba Camper, era que una vez abierta la tienda, necesitaba vender lo antes posible para poder rentabilizar la inversión. La idea era sencilla: crear un diseño temporal, funcional e interactivo, con mobiliario fabricado con materiales reciclados que permiten a la tienda comenzar la actividad antes de finalizar el diseño y la decoración definitiva. De esta forma, la tienda se decora con una mesa central realizada con cajas de zapatos en la que se muestra el producto. Las paredes se pintan de blanco con el título: imagina un mundo mejor, y se invita a los clientes a dibujar y escribir sus propios mensajes.

El conceto de estas tiendas es práctico y sencillo. Y lo mejor de todo, que funciona. Quizás por su vertiente divertida que permite la interactuación entre la marca y sus seguidores.

 

El futuro Camper

image

Camper ha puesto su ojo en la expansión de producto y en la internacionalización. Hace un mes, la revista Capital (que recomiendo si os gusta ver la parte más económica del diseño) publicaba un articulo de Camper y analizaba su posible expansión. El objetivo que se marco Camper fue doblar el numero de establecimientos, pero con la crisis están siendo muy prudentes.

En la revista, además, le daban recomendaciones de la estrategia que deberían seguir.

“Hacerlo todo por sí mismo es una forma más lenta de crecer. Y aun que les va bien, podrían buscar un socio que les ayudase a ser más globales (…)” señala el editor de Shoe Intelligence.

Desde Boston Consulting Group comentan: “le falta ganar escala y más que picotear en varios mercados, sería interesante seguir una política de mancha de aceite para penetrar en profundidad en alguno de ellos”.

Desde la propia compañía, confiesan que nunca les ha gustado licenciar la marca a otros productos porque corren el riesgo de vulgarizar y masificar la marca. 

Por ahora, ha empezado a introducirse en el negocio hotelero y de la restauración. Veremos que pasa. Como ellos dicen, “nos hemos tomado las cosas con tranquilidad. Pero somos ambiciosos y seguiremos evolucionando”. Quizás nos esperen sorpresas…

 

Toda la información del post proviene de la propia página de Camper, y de la revista Capital, capital.es

Leer más...

1 mar. 2010

Mapa de la investigación e innovación en Barcelona


Barcelona Activa es una empresa municipal creada en el año 1986 como un vivero de empresas con 16 proyectos incubados. Hoy en día, se ha convertido en un referente local e internacional en el apoyo a las personas emprendedoras, la innovación, la mejora profesional y la creación de ocupación.

Una de sus últimas creaciones es el Mapa de la investigación y la innovación en Barcelona, una sencilla herramienta que permite localizar fácilmente todas las Instituciones de investigación, Centros de Investigación, Centros tecnológicos, Instalaciones científico-técnicas, Parques tecnológicos y de investigación, Entornos de creatividad, Apoyo a la innovación, Financiación para la innovación y Casos de éxito que protagonizan y fomentan la investigación y la innovación en la ciudad y su entorno metropolitano.

El Mapa permite encontrar los activos de diversas formas: según el tipo de entidad, por zonas geográficas, por etiquetas o mediante un buscador con palabras clave. Todos los resultados se muestran localizados sobre el mapa y también listados por nombre para facilitar la navegación.

Además se trata de un sistema abierto, de manera que las empresas o entidades que puedan tener cabida en el Mapa pueden solicitar aparecer en el mismo utilizando un simple formulario.

En muchas ocasiones la experiencia como usuarios de Internet nos crea un cierto recelo hacia las webs institucionales por poco prácticas o por su funcionalidad limitada. Sin embargo, de vez en cuando podemos encontrar estas pequeñas joyas que nos pueden resultar de gran utilidad.

Leer más...